Testamento

Uno no sabe cuando podrá dejar de existir y aunque estoy sano, muchas cosas pueden pasar (sobre todo con el poco de jaibos que andan manejando). Pero bueno, igual si me muero dentro de 70 años, este documento podrá servir de base pa’actualizaciones posteriores. Después de todo, la muerte es lo único que me ocurrirá con el 100% de probabilidad.

A continuación haré una lista de personas a las que heredaré todos mis bienes personales (jueputa suena como si yo fuera millonario) . En algunos casos dejaré varas que aun no tengo pero que me gustaría esas personas las tuvieran. Los que quedan sin nada tranquilos, esto es solo lo material…

mi mama: todos mis logros y mis humildes ahorrillos.

mi tata: la chema de San Carlos pa’que vuelva al estadio, el ventilador y la conexión ADSL pa’que siga entrándole a la Interné.

Pris (hermana): la bolsa pa’dormir y la tienda de campaña, las entradas al estadio, más cursos en la UNED, tv por cable pa’que Fabi siga viendo Discovery Kids.

Melissa: mi blog (pa’que lo suprima), los discos de Manuel Obregón, José Capmany, el DVD, todos los libros (excepto los que le dejo a Fabi y Maché) y los videos de Pollo Robot y 31 minutos.

Douglas: el discman pa’pagarle el que le había jodido, el equipo de sonido que habíamos comprado a medias.

Cristian: los tacos pa’que pueda mejenguear sin problemas ni preocupaciones de dónde conseguirlos (así ya no tendrá que pedírmelos), los álbumes y las tarjetas de los mundiales.

Abuela Rosa: las birrillas que no nos podremos tomar juntos y los quintales de frijoles que le prometí comprar y no le he llavado.

Abuela Nora: más estudiantes del INA pa’la casa.

Prix: los discos de Malpaís, el blog de San Vicente, los videos de Jorge Drexler, Silvio, Sabina, Fernando Delgadillo, Filio. También, otro paquete de Café Avestruz y las trampas junto con un foco bueno y pilas nuevas pa’que no se quede a oscuras en el Cerro.

Alejandro Jiménez: los discos de Jorge Drexler y Miriam Jarquín y los mejores deseos pa’que tenga una buena carrera artística como cantautor.

Chico Nuñez: el manual de hidroponía, el transmisor de FM pa’que ponga música cuando se echen los traguitos en el bar Achí Ech, la colección de revistas SoHo y el rezador (paraguas) pa’que sea él el que se parezca a Chequelo.

Brillín: el disco de Peregrino Gris pa’que no lo baje con el Ares, todos mis discos quemados (probablemente música bajada por él), la chema de Malpaís, las HiTec pa’que no vaya en zapatillas a la montaña y el blog de DeporTiquicia. Olvidaba incluir un poster de Rolando Fonseca pa’que lo siga idolatrando y lo acompañe todo el tiempo.

Rafel: un cargador de celular y un bíper pa’cuando se pierda; las ganas de reparar el telescopio que sigue desaprovechando, un estañón de CuliSoft Forte® y un tranquilizante pa’que no se convierta en Hulk otra vez.

Luizao: las piezas de Virulo, un megáfono pa’que siga insultando a los contrarios durantes los partidos en el Carlos Ugalde y una capa reforzada pa’cuando le escupan.

Gordo: una caja de condones y un farol pal 14 de setiembre. Además los mapas de La Nación pa’que aprenda un poquito de geografía y sepa que Los Cuadros están en Guadalupe y no en Desampa; ah y se puede complementar con un curso de cómo usar Google Earth.

Alonso y Ziontico (compas de apartamento): la lavadora, el mueble de cocina, el mueble para la ropa y la lámpara.

Fabiola y Maché (sobrinas): todas las películas (no se peleen porfa), los libros de Harry Potter y El Señor de los Anillos (cualquier otro se lo piden a Meli), el Walkman (pa’que conozcan los dispositivos de audio de antaño) y los discos de trova pa’que se les pase el reggaetontón .

Andrea Sancho: mi celular, todos mis escritos en épocas de tristeza, el reló despertador y la Guía Turística pal Gringo.

Noylin: una invitación pa’que se haga un blog y publique más de un centenar de poemas que ha escrito.

Trini: lo mismo que para Noylin, un blog pa’que publique lo suyo.

Yendry: un champú de azul de mata pa’que mantenga bien negro su cabello y una consultoría que le prometí y no pudimos hacer.

Chigüín: la colección de bolinchas. Las cintas se las pide a Fabi y Maché.

Coca: una mejenga que pueda ganar además de las habituales chilenas, perritas y jugadas de Zidane…un video con el gol de Messi también.

Negro: la idea que se compre una casa en lugar del carro que quiere antes del matrimonio. Además tendrá la exclusividad de organizar la Parrillada de Enero.

Yamil: una grúa pa’que siga los negocios del suegro y una sucursal del BCR en San Roque pa’que le quede cerca ir a marcar y chinear.

Chacarrón: una entrada de cortesía al Tucano pa’un masaje bien bueno pal problema de espalda.

Raúl: mi brete, le quedaría tuanis (así está cerca de Solentiname).

JuanPa: más abono 10-30-10 pa’la mata (no le eche mucho porque la asfixia).

Jessica: la Patriótica Costarricense y una botella de Salsa Lizano pa’la nostalgia y el mal de patria.

Sanneke: hospedaje en Los Chiles y CQ pa’cuando quiera volver a Costa Rica.

Juan Carlos: los cassettes de SEGA que son de él y me prestó una vez y luego sin querer me dejé cuando jaló pa’chepe y después al extranjero. Ahí los tengo todavía, incluyendo el polémico FIFA 95. Se lo aseguro que no recuerdo si me los regaló o me los caché!

Doña Grace: a mi otra madre le dejo la solución nutritiva pa’los cultivos y la fibra de coco y granza de arroz pa’sembrar fresas en siembras verticales.

Doña Ana Virginia: a mi otra madre le dejo mis materiales de español para segunda lengua que hice alguna vez. Un viaje a San Carlos que nos debe.

Doña Vera: a mi otra madre le dejo la receta pa’unos nachos de carne con queso criollo. Talvez el disco de Luis Barboza si ya cuando eso lo hayan editado.

Yaha: un celular TDMA pa’que podamos chatear y no se enoje de que dejamos de escribirnos.

Espero respeten mi deseo, solo así descansaré en paz…