Calle caña

En estas épocas del año los camiones transportan hacia Grecia enormes cantidades de caña producida en la Zona Norte. En este mar de camiones, a los que se une una gran cantidad de camiones con naranja, la carretera 35, que comunica Muelle de San Carlos con Los Chiles, se hace más peligrosa de lo que usualmente es.

Se trata de una carretera en perfecto estado, solo hay un hueco como en el kilómetro 10 y es muy pequeño. Además, estamos hablando de una vía de casi 64 km en los que hay rectas de hasta 2 km por lo que la alta velocidad predomina. Pa’ piores en casi 2 años no he visto a tráfico alguno por lo que el control es nulo.

Niños conduciendo chapulines, hombres y mujeres en moto sin casco (lo cual me produce un colerón de los mil diablos), conductores que no usan el cinturón, ni las señales o con focos dañados. En fin, esto es un completo desastre. De hecho, el lunes pasado tuve el infortunio de presenciar un atropello a un escolar.

Pero bueno, el punto es que esta calle es un desastre y pa’terminarla de hacer las decenas de tráilers que conducen a todo gas y que estacionan en cuestas o en curvas, lo mismo que la empresa de buses que hace todas y cada una de las paradas en los puntos de más peligro, causan el molesto acto de botar basura por toda la vía. Resulta que estos camiones son excesivamente cargados y, desde que salen de las fincas, van tan llenos que su carga empieza a caerse por la calle. Esto pone en peligro a peatones y conductores. Las cañas que caen son enormes en muchos casos y pueden hacer que cualquier chofer pueda perder el control de su carro. He podido ver cómo transeúntes deben pegarse un brinco para evitar ser golpeados por las cañas que los camiones andan repartiendo parejo.

Tomé la foto de arriba para demostrar esta triste realidad. Quise además fotografiar la placa del camión pero para mi sorpresa ni siquiera eso tenía.

La carretera 35 es muy peligrosa y eso que no dije nada de la gran cantidad de barro que esos mismos camiones dejan a su paso y que provocan que algunos carros derrapen.