Bernardo Quesada y Alejandro Jiménez

El viernes 29/06/2007 se celebró el primer aniversario de la Estudiantina del Liceo San Carlos. Para la fiesta tocaron las Estudiantinas de Aguas Zarcas, que dicho sea de paso es de las más famosas del país, así como la cumpleañera.

Además tocó el trovador sancarleño Alejandro Jiménez, quizá el único famoso que conozco personalmente (bueno todavía no lo es tanto pero pronto lo será). Bernardo Quesada se hizo presente sin cobrar un cinco. Tuanis por él y mal por los pobres diablos que le robaron todos sus instrumentos y equipos hace pocos días. Bernardo es todo un personaje con sus intervenciones pre y pos-canción, dándoles un matiz muy original. Con su toque, lo mete a uno en cada pieza y explica el cómo, el dónde el por qué de cada interpretación. Fijo la influencia de Fernando Delgadillo que es un genio es esas andanzas. Bernardo es un “show” como dice mi mama.

Cerró el concierto Humberto Vargas que deleitó al público que aún, promediando la medianoche, se mantenía en el gimnasio del Liceo por amor al arte. Más de cuatro horas de músicos criollos agitaron una vez más a una Ciudad Quesada cada vez más apuntada para este tipo de eventos. El gimnasio lleno da fe de un fenómeno que ni las emisoras ni el reggaetontón podrán detener. Aun así, las radios niegan que exista público para esta música y programan a ticos en apenas el “0,8% del total de canciones” como indicó BQ.

Acá uno de los momentos clímax del concierto: Bernardo, Alejandro y el público.

El video lo pueden encontrar acá o bien acá.