Apuntes después de la derrota: Costa Rica en la hexagonal

En varios puntos, ofrezco mi opinión sobre lo que ha pasado con la estrepitosa y contundente derrota en Honduras y el futuro de la eliminatoria mundialista para Costa Rica:

1. Honduras es mejor que Costa Rica en duelos particulares pero no en duelos contra el resto (al menos son datos de las últimas  eliminatorias para los Mundiales 2002 y 2006).

2. Creo que hubo el “efecto Liberia”: la goleada ante Real España hizo crecer el ánimo hondureño y aumentar las dudas en la defensa tica. Kenton mantuvo su línea y pasó lo que pasó.

3. La Copa de Oro no sirvió de mucho: jugar con la afición en contra casi todos los partidos no funcionó mucho para manejar la presión desde la grada que se vivió en Honduras. Creo que el tema de la presión no lo maneja *ningún* equipo del área, ni siquiera EEUU como vimos el miércoles.

4. Necesitamos levantar el ánimo de la afición y de los jugadores. Creo que una genial oportunidad la tiene Saprissa contra el Cruz Azul. Requerimos devolver la confianza de que podemos y para ello un “Efecto Saprissa” en positivo lo podrá lograr.

5. La clasificación depende de nosotros. Ganarle a México y a Trinidad nos bastará para obtener el boleto, pero eso no es tarea fácil. Sin embargo, sabemos que el camino es difícil pero queda poco y está en nuestras manos -o pies más bien-. El 5 si ganamos estamos con pie y medio y eso Kenton lo sabe, pero la afición cree que por haber perdido en Honduras estamos casi eliminados.

6. La naturaleza de la hexagonal: son 10 partidos a muerte en la que ser visita es por regla una derrota casi de ley. Lo dicen los números y las excepciones son muy pocas. las jornadas son apenas fotografías pero el análisis serio recae en un repaso por las fechas siguientes, la condición actual de los equipos y el ánimo de cada quien para enfrentar el momento. Nadie ha ganado nada aun, aunque El Salvador quizá sea el que primero ha tirado la toalla. Las fotos que dan las jornadas no deben verse por sí solas, hay que revisar el resto, y si es así, Costa Rica aun tiene un panorama positivo. Esto hay que transmitirlo a la afición para llenar el Ricardo Saprissa el 5 y acariciar el boleto a Sudáfrica.