Costa Rica: la vivencia de una semifinal mundialista

Costa Rica - Brasil. tomada de Fifa.comCosta Rica es un país futbolero y, a pesar de que posee menos de 5 millones de personas, ha asistido a varios mundiales de futbol, en especial en categorías con restricción de edad.

En el Mundial Sub 20, realizado en Egipto, Costa Rica ha tenido un papel destacado. Luego de una primera etapa agridulce -incluida una goleada ante Brasil-, la selección de Costa Rica superó su propio techo: el cuarto partido. Ante casi 80 mil personas la selección venció a los locales, que imaginaban un rival accesible para acceder a cuartos de final, que más bien ocupamos los ticos.

Un desenlace apoteósico frente a Emiratos Árabes Unidos en el último minuto del segundo tiempo extra, sirvió de catarsis para liberar la frustración que el mes de setiembre del 2009 imprimió en el futbol nacional con derrotas de la selección absoluta en las eliminatorias hacia Sudáfrica, así como los altibajos de los clubes en la competición regional. El gol del pase a semifinales, desencadenó lo que no pasaba desde la clasificación al Mundial de Alemania: las pitoretas y los gritos en las calles -aunque claro en una dimensión menor. Esa misma noche, la Mayor triunfó en casa y trajo de vuelta la esperanza de alcanzar el regreso a África el año próximo.

El martes 13 se perfilaba como el día en que la Sele (sub20) seguiría haciendo historia. La emoción, eso sí, no impedía ver el panorama con escepticismo: nos enfrentábamos al todopoderoso Brasil. Desde el sábado, el presidente anunció asueto por 3 horas para todos los empleados públicos. La gente, haya asueto o no, se las arregla para ver el partido. No había el ambiente festivo de los partidos eliminatorios de la selección mayor -quizá por la desazón que trajo un septiembre negro- pero sí hubo esa chispa que encendió la fiebre por la Sele.

En pleno día laboral, muchas oficinas cerraron y hubo menos personas y carros en las calles. La atención del país estaba en Egipto. Por TV, radio o por Internet, los ticos disfrutamos de un momento histórico. Nuestra bandera, nuestros jugadores, nuestro país…en la semifinal de un Campeonato Mundial de Futbol. Y todavía más, contra una potencia como Brasil.

El 5 a 0 de la primera fase no fue más. El estrés estuvo de nuestro lado, pero el 0 a 0 del entretiempo nos lanzó agua a la cara de quienes pensábamos, que de antemano, el partido estaba asegurado para los brasileños.

El pundonor deportivo de los muchachos de la Sub 20, contra un rival de peso -quizá el campeón de la Copa- no lo echó a perder ni el dominio suramericano ni el golazo de Alan Kardec…el único del juego.

El sudor y las corridas, el coraje y la gallardía empaparon de fe al futbol costarricense luego de unos meses oscuros. La Sub 20, no alcanzó la final, pero para nosotros serán unos campeones. Sus resultados estarán en los anales del futbol nacional, como la primera selección tica en alcanzar una Semifinal de una Copa del Mundo.

Algún día regresaremos…

la foto es de FIFA.com