Hace un par de meses, escuchábamos con sorpresa e indignación una propuesta que viene a trastocar el espíritu que ha tenido el país desde la mitad del siglo pasado, instaurar el ejército. Al menos, el artículo, publicado en CANARA, solicitaba poner el tema en un debate nacional. Hoy leemos en La Nación, ya sin sorpresa…