Hay que ir a Isla San Lucas. Allí hay mucho que descubrir más allá de las historias que cuenta la gente o lo que muestran los reportajes en periódicos y televisión. Fuimos en Semana Santa y podemos decir que es como ver una película de suspenso: una intrigante trama de innumerables detalles impactantes que conducen al shock y que…