Terminaba la década de los noventa y este servidor se fue a vivir a San José para asistir a la Universidad. Todo un paso en la vida de un sancarleño acostumbrado a la tranquilidad de una ciudad que apenas dejaba de ser un pueblo grande. Es normal entre los padres de estas latitudes, poner resistencia…