En mis 27 años de vida, 20 de los cuales he vivido en mi natal San Carlos, nunca había montado a caballo. “Qué sancarleño más pura tuza” me dijo un compa cuando lo supo, y yo no repliqué porque aceptaba el colmo que los únicos caballos que hubiese andado eran los de las fiestas. El…