Abuela era aficionada a la lotería. Recuerdo verla pegada al radio para saber si ganó algo. Iba a Ciudad Quesada los domingos a probar suerte en el bingo de la Cruz Roja. Me parece ayer, cuando la veía con sus vestidos, collares, sombrilla y abrigo a tomar el bus para probar suerte en “la Villa”….


Etiquetas: